General

La nueva bioimpresión 3D podría crear vasos sanguíneos artificiales y tejidos de órganos funcionales

La nueva bioimpresión 3D podría crear vasos sanguíneos artificiales y tejidos de órganos funcionales


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Justo después de los anuncios de los avances de la impresión 3D tanto en la creación de tejido cerebral como de ligamentos, llega otra innovación en el campo en constante evolución del desarrollo de órganos humanos. Los ingenieros de la Universidad de Colorado Boulder (CU Boulder) han revelado un novedoso método de bioimpresión 3D con posibles aplicaciones biomédicas, como la ingeniería del funcionamiento de arterias artificiales y tejidos de órganos.

Estructurado pero flexible

El nuevo proceso permite un control localizado de grano fino de la firmeza de un objeto que puede ver la geometría compleja de tejidos de órganos especializados, como los vasos sanguíneos, recreados correctamente. El resultado son recipientes artificiales que presentan la misma naturaleza altamente estructurada y, sin embargo, flexible que el objeto real.

"La idea era agregar propiedades mecánicas independientes a las estructuras 3D que pueden imitar el tejido natural del cuerpo", dijo en un comunicado Xiaobo Yin, profesor asociado en el Departamento de Ingeniería Mecánica de CU Boulder y autor principal del estudio. "Esta tecnología nos permite crear microestructuras que se pueden personalizar para modelos de enfermedades".

Los investigadores esperan que su innovación pueda usarse algún día para brindar opciones de tratamiento mejoradas y más personalizadas para quienes padecen una variedad de enfermedades vasculares. El enfoque no es del todo nuevo.

Dado que los vasos sanguíneos endurecidos han plagado durante mucho tiempo a los pacientes con enfermedades cardiovasculares, se han buscado durante mucho tiempo reemplazos viables de arterias y tejidos. Sin embargo, hasta ahora, la búsqueda no ha tenido éxito.

El equipo de CU Boulder trató de abordar los obstáculos encontrados en los esfuerzos infructuosos del trabajo anterior aprovechando el efecto único del oxígeno en el establecimiento de la forma final de una estructura impresa en 3D, que hasta ahora no ha sido bien recibida. "El oxígeno suele ser algo malo porque provoca un curado incompleto", explicó Yonghui Ding, investigador postdoctoral en Ingeniería Mecánica y autor principal del estudio.

Repensar el uso del oxígeno

Sin embargo, Ding y su equipo adaptaron su proceso para garantizar un control estricto sobre la migración del oxígeno y la exposición a la luz. Esto condujo a una capacidad superior para dirigir dónde un objeto se solidificaría en un estado más duro o más blando sin afectar su geometría general.

"Aquí, utilizamos una capa que permite una tasa fija de permeación de oxígeno", agregó Ding. "Este es un desarrollo profundo y un primer paso alentador hacia nuestro objetivo de crear estructuras que funcionen como debería funcionar una célula sana".

Los investigadores probaron su enfoque en varias estructuras impresas y descubrieron que podían generar objetos con formas, tamaños y materiales idénticos, pero variaciones en la rigidez de las varillas. Aún mejor, la impresora puede trabajar con biomateriales tan pequeños como un tamaño de 10 micrones (una décima parte del ancho de un cabello humano).

Ahora, el equipo está trabajando para mejorar aún más las capacidades de la bioimpresora con el fin de hacerla ideal para el rango biomédico necesario. "El desafío es crear una escala aún más fina para las reacciones químicas", dijo Yin. "Pero vemos una tremenda oportunidad para esta tecnología y el potencial para la fabricación de tejidos artificiales".

El estudio fue publicado recientemente en la revistaNature Communications.


Ver el vídeo: Órganos del Aparato Circulatorio (Mayo 2022).